martes, 27 de marzo de 2007

EGIPTO, LA TIERRA DE LOS FARAONES

El asombro y el misterio de las Pirámides y la Esfinge; la envolvente atmósfera de las cafeterías de El Cairo y el gran bazar Khan al-Khalili; las arenas de la luz cegadora del Desierto Blanco; las maravillosas playas del Mar Rojo; los templos de Abul Simbel, Karnark y Luxor; el templo de Isis de Filae; la cautivante Alejandría; la amabilidad de sus gentes; las mezquitas de El Cairo; el lago Nasser; el río Nilo; el Monte Sinaí; el Monasterio de Santa Catalina; el oasis de Siwa; etc. Un viaje a Egipto es una experiencia inolvidable. El país de los faraones cautiva, fascina y enamora de principio a fin.

El Cairo, capital egipcia, acoge a más de 16 millones de habitantes. En esta singular ciudad se deben visitar los siguientes lugares:

- Museo Egipcio
- Gran bazar Khan al-Khalili
- El famoso Fishawi’s Coffeehouse
- Mezquita de Ibn Tulum
- Mezquita de Al-Azhar
- Mezquita de Sayydina al-Hussein
- Mezquita de Gamal ad-Din
- Mezquita de Al-Hakim
- Mezquita de Suleiman Silahdar
- Mezquita de Suleiman Pasha
- Mezquita de Qaitbey
- Mezquita de Aqsunqur
- Mezquita de Al-Fatah
- Mausoleo de An-Nasir Mohammed
- Mausoleo de Ibn Barquq
- Museo de Arte Islámico
- El barrio copto
- La Ciudadela
- La Torre de El Cairo
- La Ciudad de los Muertos
- Middan Tahrir, la plaza de la Liberación
- Sinagoga Shar Hashamaim
- Middan Opera
- Palacio Abdeen
- La estación Ramses
- El Museo de la Policía
- El Museo del Carruaje
- El Monumeto a Sadat

En la meseta de Gizeh, a 9 kilómetros a El Cairo, se encuentran las Pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos junto a la enigmática Esfinge. Son las únicas supervivientes de las “siete maravillas del mundo antiguo”. Supone la atracción turística más antigua del planeta ya que fueron terminadas 2.500 años antes de Cristo. Su visita de día y de noche te acerca al antiguo Egipto de los faraones.

En Menfis (capital del Egipto faraónico durante muchos años), a 24 kilómetros de El Cario, se puede ver el Museo de Menfis, el amplio yacimiento de Saqqara y la pirámide escalonada de Zóser.

En Tell Al-Amarna, la antigua Aketatón fundada por el faraón Akenatón, a 300 kilómetros de El Cairo, hay que visitar la necrópolis y el Valle Real.

En Luxor (la capital de los faraones conocida como Tebas), el viajero puedo deslumbrarse con los templos de Luxor y Karnak, Rameseum, el templo funerario de Deir al-Bahri o de Hatshepsut, el Valle de los Reyes y las Reinas, el Museo de Luxor, el Museo de la Momificación y los Colosos de Memmón.

A lo largo del cauce del río Nilo, existen otro lugares de interés como el Templo de Horus en Edfu, el Templo de Kom Ombo, santuario doble compuesto por los templos de Sobek y Haroeris, el templo grecorromano de Knhum en Esna, el templo de Isis de Filae en la isla Agilkia, el recinto funerario de Abydos con los templos de Seti I, Ramses II y el Osireion y el Templo de Hator en Dendera.

En Asuán, el turista puede navegar en una faluca por el Nilo, visitar un poblado nubio y recrearse en el Museo Nubio, Monasterio de San Simeón, la isla Elefantina y el lago Nasser.

En Abu Simbel, a 280 kilómetros al sur de Asuán, cercano a la frontera con Sudán y en la orilla occidental del Lago Nasser, se erigen dos impresionantes monumentos: el Templo de Ramses II y el Templo de Hator.

Fuera de las riberas del Nilo, podemos visitar el Oasis de Siwa, a 550 kilómetros al oeste de El Cairo, donde hay que destacar las ruinas del templo del oráculo de Amón.

En Alejandría, 225 kilómetros al norte de El Cairo, Egipto accede al mar Mediterráneo. En esta ciudad fundada por Alejandro Magno hay que contemplar la nueva Biblioteca de Alejandría, la necrópolis de Chatby, Midan Tahrir, la necrópolis de Mustafa Kamal, la columna de Pompeyo Magno, el anfiteatro romano, el fuerte Qaitbey, el Serapeum, las catacumbas de Kom Ash-Shuqqafa y el Museo Grecorromano. Además, a 106 kilómetros al oeste de Alejandría, se encuentra el cementerio militar de El Alamein que recuerda la batalla de El Alamein acontecida durante la 2ª Guerra Mundial.

Por último, el viajero puede completar su recorrido visitando el Canal de Suez, Port Said, la costa del Mar Rojo (paraíso para submarinistas, excelentes playas y singulares pueblos), el Monte Sinaí y el Monasterio de Santa Catalina.

Egipto es un país extraordinario y con una increíble belleza natural. Dijo el historiador griego Herodoto: “Sobre Egipto hablaré extensamente, porque en ningún lugar del mundo hay cosas tan maravillosas ni de una grandeza tan indescriptible…” Se refería a las pirámides y los templos construidos en tiempos de los faraones. Además, hay que sumar el legado de griegos y romanos, las iglesias y monasterios de los primeros cristianos y la desbordante profusión artística y arquitectónica acumulada durante siglo de dinastías islámicas. En definitiva, un destino maravilloso para viajar, el legendario Egipto.

3 comentarios:

teka dijo...

Me ha encantado este "viaje virtual"!
Hace años estudie una signatura durante un año dedicada a Egipto...¡que envidia tu viaje... a ver cuando me puedo pasar por ahi!jeje

fernando dijo...

Te lo recomiendo. Yo de hecho quiero volver de nuevo. Es un viaje que nunca olvidarás. En mi blog, puedes ver más posts sobre Egipto.

SHEREZADE dijo...

Que hermoso reportaje. Completitico.
Urgando en tu pasado.

Besos