lunes, 28 de febrero de 2011

YA ESTA BIEN DE LA DISCRIMINACION CONTRA LA MUJER

El titular del juzgado de lo Social número 6 de Valencia ha condenado a una empresa a readmitir a una trabajadora a la que despidió cuando estaba embarazada y a indemnizarla con 120.000 euros. Esto ocurrió tras readmitirla cuando la despidió una primera vez por tener la jornada reducida para cuidar de sus hijos, según consta en la sentencia.

El día 2 de junio de 2009, cuando se encontraba disfrutando de una reducción de jornada del 33% por cuidado de hijo menor, se le notificó una carta de despido, alegando motivos económicos que obligaban a la empresa a la amortización de su puesto de trabajo. La entidad no le preavisó con un mes de antelación, ni le abonó la cantidad correspondiente a los 20 días de indemnización.

La mujer presentó una demanda contra este despido, y el titular del juzgado de lo Social número 7 de Valencia dictó una sentencia, de fecha 29 de marzo de 2010, por la que se reconocía la nulidad del despido llevado a cabo por la empresa. La entidad interpuso un recurso de suplicación contra esta resolución.

Mientras tanto, la empresa le remitió un burofax, de fecha 28 de abril de 2010, por el que se le readmitía en su puesto de trabajo, con fecha de incorporación el día 1 de mayo, aunque tenía que empezar a trabajar el día 3, primer día laborable.

La mujer se incorporó entonces a su puesto de trabajo, y al día siguiente, por carta de fecha de 4 de mayo, se le notificó, a través de un requerimiento notarial, el despido, y se alegaban nuevamente motivos económicos.

En este momento, la mujer estaba embarazada de 28 semanas, lo cual era conocido por la empresa, y lo sabía desde el día en que se celebró la primera vista del juicio por despido en el juzgado número 7, puesto que tuvo que suspenderse por desvanecimiento de la mujer, y se acreditó su estado.

11 comentarios:

El Drac dijo...

Felizmente los jueces no son bobos y la han repuesto en su trabajo, lo cual es una alegría para todos los que compartimos esta noticia ¡¡Enhorabuena!!

Genín dijo...

Haber si en este país se toman en serio las cosas y el Gobierno prepara ayudas efectivas tanto a las mujeres embarazadas como a las propias empresas que deberían de estar incentivadas sin tener que correr ellas con los costos.
Salud

Madame Milagros dijo...

Y no solo eso, también a veces no quieren contratar a mujeres por miedo a que se embaracen y causen pérdidas económicas a las empresas... lo bueno es que esta vez se hizo justicia...
Besos y abrazos Fer, nos estamos leyendo..

Winnie0 dijo...

Bien por un final justo!! bss

Vane dijo...

Pues sí Fernando, así sigue siendo esta sociedad.... al menos la justicia ha hecho lo que debía de hacer!
Besines

Lara dijo...

Me alegra leer una notícia de estas, no suelo hacerlo muy a menudo.
Muuuuackssss!!!

rockdelgo dijo...

Cada día veo más claro donde empieza y termina Europa...

Mish dijo...

Que bueno y ojalá esto sirva para que no vuelvan a hacer lo mismo y también sirva de ejemplo para otros que quieren hacer eso, como si estar embarazada fuera de lo peor...

Besos!

Lorena dijo...

Sin palabras... En lugar de dar facilidades a las personas para poder compaginar su vida laboral y la famliar, en vez de animar a las madres en su crecimiento personal al mismo tiempo que se encargan de hacer crecer a sus familias... Cogen los peces gordos y siguen dando pasos hacia atrás en la lucha por la igualdad. Menos mal que al menos por esta vez la justicia ha actuado haciendo honor a su nombre.

Miguel dijo...

¡Ojalá de una vez por todas se haga justicia con las mujeres trabajadoras! Lo que pasa es que hay mucho listillo por ahí que se coge a cualquier cosa para sacar tajada. Y con las mujeres, y la maternidad, es muy fácil. Menos mal que por una vez la ley ha hecho justicia.

Un abrazo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

que asco de sociedad en la que todavía queda gente con esta mentalidad tan machista como injusta.