martes, 6 de octubre de 2009

LOS NIÑOS "LLAVE" Y "PLURIEMPLEADOS"

En la sociedad moderna, se dan dos nuevos modelos de niños y niñas que antiguamente no ocurrían, o al menos no de forma tan exagerada. Fruto de los horarios de los trabajos y la novedosa mentalidad de los padres en cuanto a la educación de los niños, tenemos dos nuevos tipos de niños:

1º. NIÑO LLAVE:

Se le distingue por que lleva colgado la llave de su casa del cuello o en un bolsillo. Se trata de un niño que cuando regresa a casa después del colegio, no ve a nadie en casa y por ende necesita la llave para entrar. Puede estar varias horas solo en su casa haciendo todo tipo de cosas o en la calle. Sus padres no están y le dejan solo pues no ocurre nada, según ellos, porque el niño esté sólo hasta las 8 0 9 de la noche.

2º. NIÑO PLURIEMPLEADO:

Estos niños "trabajan" más que un empleado. Se levantan a las 7 de la mañana, van al colegio hasta las 5 de la tarde, luego le llevan a todo tipo de actividades: fútbol, jugo, informática, piano, baile, kárate, catequesis, inglés, expresión corporal, etc. Al final, el niño llega a su casa a las 8 de la tarde o más, y está cansadísimo. Ha estado fuera de casa casi todo el día y no ha parado.

No me agrada ninguno de estos dos modelos de niños. El primero me produce tristeza y rabia, el segundo no lo entiendo pues el niño necesita tiempo para sí mismo y estar en la calle o en casa, pero sin hacer nada en concreto, simplemente jugar y disfrutar.

34 comentarios:

Winnie0 dijo...

Completamente de acuedo Fernando. Yo afortunadamente de niña no fui ni uno ni otro...y fui muy feliz. los niños necesitan su tiempo y atención...Besos

Esther dijo...

tienes toda la razón pues la niñez es una etapa que implica pocas responsabilidades y el sentirse protegido por unos padres y en el caso del primer niño le sobra tiempo pero sin tener con quien compartirlo y en el segundo lo tratan ya como a un adulto.

Besos

Gizela dijo...

Completamente de acuerdo contigo Fernando.Es terrible realidad, pero como bien acotas, es cada vez más modelo de crianza en la sociedad moderna.
Y esos niños , de hoy, son los hombres, desarraigados en psiquis y socialidad, de mañana.
El único modo de reforzar valores de estima en un niño, se logra dentro de un entorno familiar, donde el contacto con sus padres sea fluido, lo abrace, hasta en los juegos.
La escuela,ni los deportes, nunca podrán suplir la necesidad, natural de un niño, de ser cobijado y moldeado en el núcleo de su familia.
Un beso y linda semana.
Gizz

Belén dijo...

A ver si es verdad y empezamos a tener niños sabiendo que hay que educarlos...

Besicos

Vane dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Fernando, no me gusta ninguna de las 2 modalidades, un niño tiene que vivir su infancia, tiene que tener tiempo para jugar, divertirse y también para estar con sus padres.
Besitos

Sara dijo...

Esto es lo q hemos dicho muchs veces... demasiadas cosas (televisión del copón, el mejor coche posible, vacaciones siempre en hotel estupendo, el colegio más caro, ropa de marca) y muy poco de lo único imprescindible: tiempo, atención y cariño. Así nos luce el pelo.

José Ignacio dijo...

La sociedad cambia.
Vivimos rodeados de necesidades a cubrir: la hipoteca de la vivienda, la factura de móviles (incluido el del niño, de tarjeta), la luz, el agua, vacaciones a plazos... Los padres salen a las ocho de la mañana y regresan a igual hora a la tarde practicando un pluriempleo familiar necesario.
Se pretende que la escuela remedie las ausencias y no es el lugar de afecto y cariño familiar.
Vivimos enfrentados a esa triste realidad y los que vivimos otras épocas mostramos disconformidad.
¿Podemos encontrar soluciones?
¿Es necesario coordinar horarios de trabajo y escuela?
Bertrand Russell decía que sería bueno dedicar un tercio del día al trabajo, otro tercio al descanso y el resto a uno mismo y la familia; ¿tenía razón?

Gabiprog dijo...

No conocia la expresión del niño llave... realmente un concepto muy triste.
Lo de aparcar al niño delante de la tele para que no moleste también está muy en boga... desgraciadamente.

Montse dijo...

Sí Fernando, pero en ocasiones son lentejas. Si las quieres las tomas, y si no, también.

Cuando me separé, mi ex no nos pasaba ni un duro (bueno, nunca lo hizo, ni con querellas ni con nada) y tuve 3 empleos, así que dime qué tenía que hacer para no colgarles la llave del cuello y poder estar con ellos.

Besitosssss

Lourdes dijo...

Es cierto, Fernando. Actualmente, los chiquillos, sobretodo en las grandes ciudades, son de un tipo o de otro. En los pueblos quizá no ha llegado esa "moda".
Pero es verdad que suelen estar solos la mayoría del tiempo, o muy ocupados para que precisamente, no lo estén. Pero los padres están muy poco tiempo con ellos, así que de todas formas, están "solos".

Besos!!

Lara dijo...

Me alegro de no haber pertenecido en mi niñez a nada parecido.
Muuuuuuuacks!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué mal nos hemos montado la vida.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

ESTOY CON PEDRO; esto es fruto de la busquedad de la comodidad por parte de los padres que por el trabajo...saludo

Pd: tengo algo escrito referente a esto, lo publicaré en breve.

Pocomancha dijo...

Ésto es lo que conlleva el elevado precio de los pisos. Si quieres una vivienda "digna", y tener hijos, y además coche, el matrimonio debe trabajar dejando a los hijos solos o apuntándoles a todo tipo de actividades. Esto de la construcción es lo peor que ha podido pasar en España. Saludos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

En ambos casos, niños/as desatendidos de sus progenitores. Tener un hijo/a es pra criarlo y vivir con él, al menos en sus primeros años.

Liova dijo...

Sí, y así nos va, vaya lo que estamos criando. Recuerdo que en mis comienzos profesionales empecé a impartir extraescolares de inglés y de verdad, sentías que esos niños venían a clase porque en casa no había nadie a esas horas. UNA PENA,PENITA, PENA. Saluditos y besitos.

rockdelgo dijo...

pura conciliación familia-trabajo, una pena.

conxa dijo...

asi es. Triste realidad que viven los niños de hoy en día.

Fiebre dijo...

Y si no hay un niño llave o puriempleado, encontramos una nueva enfermedad diagnosticada por los médicos de ambulatorio que han llamado "El síndrome de la abuela quemada".

¿Para cuándo ayudas REALES a la maternidad?

Javier dijo...

El niño llavero es para denunciar y el niño pluriempleado... también.
He visto a muchos padres quejarse cuando se alargaban las vacaciones o tenían días libres en el colegio, es como decir que me los "aguanten" otros.
Lamentable

Antero dijo...

de acuerdo contigo, ni tanto ni tan poco, la virtud está en un término medio, ni dejarlos en estado de "semi-abandono" ni tenerlos todo el día haciendo todo tipo de actividades que en algunos casos no les reporta nada, a veces frustración

saludos

INÉS dijo...

Pues sí, es así.
El problema es que la teoría nos la sabemos todos pero nos falta la práctica...las horas de estar con ellos...que cada vez son menos.
Habrá que buscarle remedio.

Sett dijo...

Yo no he vivido de ninguna de las dos maneras,y espero que mis hijos no se acerquen ni de lejos si los tengo,a esos patrones.

Y ojala que si esto es asi las cosas cambien.porque es muy triste vivir sin el cariño de tu familia.

Genín dijo...

Además, un observador cabrón, o pedófilo, puede arrancar la llave y hacer de las suyas...
Pobres niños.
Para eso no se tienen.
Salud

Abuela Ciber dijo...

Que locura querido Fernando, ni pensar lo que serán de jóvenes.
Luego vendran los lamentos de padres rasgandose las vestiduras diciendo que hicieron todo por el bien del niño.

Realmente se fueron de libertades a libertinajes educativos.

Cariños

Sofiland dijo...

lamento no coincidir con ud fer...

yo soy producto de los niños imperactivos a causa de decisión de los padres!

y la verdad que la pase genial.
De hecho ahora trabajo y estudio dos carreras, y me da el tiempo para hacer todo lo que necesito. Aprender es increible, y tener la capacidad de estirar el tiempo, mas!!!

Y nunca la pase mal, me encantaba ir al colegio.. es mas me reia muchisimo, y me encantaba salir a las 5 y tener teatro, jockey, grupo de debate... blah...

asi que son gustos, para mi... depende del caso!

Unmasked (sin caretas) dijo...

Estoy de acuerdo contigo...muy de acuerdo.

Tengo un nino y pienso lo mismo

abrazo

petra

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Los niños son esponjas y la mejor edad para estimularlos y aprender a marcarse objetivos son precisamente esas edades.

El niño no se cansa como tu o como yo,el deporte te ayuda a concentrarte y a no dormirte por los rincones, la música desarrolla la inteligencia y crea hábitos de disciplina, de saber que las cosas no se consiguen de hoy a mañana, entre otros muchos valores más y es así, en valores, como quiero que sea educado mi hijo. Los idiomas se absorben de pequeñitos mucho mejor que de grandes y ni se dan cuenta... creo que una actividad extra-escolar no puede más que completar positivamente la formación humana e intelectual de nuestros hijos.
Pero como en todo, los extremos son malos, solo los extremos, no hay por eso que desechar cualquier actividad fuera del colegio.

Respecto a los niños llave... eso si es peligroso. ¡Mucho!

Beeeeeesoooooooo!!!

Sara dijo...

Hay una cosa para ti en mi blog, pasa cuando puedas.

Juancar dijo...

En el termino medio esta la virtud.

Un abrazo

anapedraza dijo...

¡Hola Fernando!

¡Qué tarde llego! aunque los comentarios enriquecen tu post. Conocía la expresión "niños llave", pero no la de "niños pluriempleados". Yo no he sido ninguno de lo dos, y puedo dar gracias, pero ahora son lentejas, y menos mal que los abuelos ayudan muchísimo.

Lo que viene pinta muy mal, luego nos echaremos a llorar.

¡Un abrazo Fernando!

MIGUEL

Isabel dijo...

Odio profundamente las dos cosas.
Los niños DEBEN tener tiempo para jugar, para estar en casa, para disfrutar de la familia.
Los padres DEBEN tener tiempo para sus hijos, para hacerles la merienda, para jugar con ellos.
Sin eso, no hace falta que intentemos progresar. Besos.

Martha (Mish) dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, si, los tiempos y las necesidades cambian...pero esos cambios no deberían de afectar el núcleo familiar o el contacto que debe tener un niño con sus papás...se harán muy independientes y todo lo que quieran..pero no aprecian lo que es estar conviviendo con sus padres...

Lo de las actividades extracurriculares...esas por lo general son impuestas por los papás...cosa que afecta, porque los niños no siempre gozan en lo que están haciendo..

Besos!

Laura Vanessa dijo...

Tenemos que respetar sus estadios como lo dice Piaget, son niños y no debemos aceleran su crecimiento, no se le debe involucrarlos en tantas actividades ellos deben tener espacios para SER NIÑOS