jueves, 8 de octubre de 2009

EL MUNDO DE LAS SUPERSTICIONES

¿ Quién no tiene una superstición o echa mano de un amuleto ? En muchas ocasiones, parecen una ridiculez, pero seguimos creyendo en ellas en mayor o menor medida. Os pongo unas cuantas supersticiones que me han venido a la mente:

Cruzar los dedos

Cuando se formula un deseo, se dice una mentira o se encuentra uno ante un peligro, es costumbre cruzarlos dedos, concretamente el mayor sobre el índice. El gesto, que evoca una cruz, conjura la mala suerte y aleja las influencias maléficas, según los supersticiosos.

Romper un Espejo


Es sabido que segun la tradición ¨Romper un Espejo¨ trae mala suerte durante 7 años. Las supersticiones relativas al espejo se cuentan entre las mas antiguas. Ya que hacen referencia a que nuestro reflejo esta en el y si se rompe nos hacemos daño a nosotros mismos. Dañar un espejo es dañar el alma.

Pero existen remedios para evitar que esta acción se produzca. Por ejemplo si recogemos los trozos del espejo roto y los lavamos en un río que fluya hacia el Sur, entonces la mala suerte desaparecerá.

Pasar debajo de una escalera apoyada a la pared

Pasar debajo de una escalera apoyada contra una pared, la escalera con las superficies del suelo y la pared forman un triángulo, representación de la Trinidad. Por lo tanto, cruzarla era atentar contra dicho dogma, o también representa una puerta de entrada al mundo de los espíritus.

Levantarse con el pie derecho

La tradición dice que, para que el día no se tuerza, hay que apoyar en primer lugar el pie derecho. La respuesta a esta costumbre podría hallarse en el mundo de los pescadores. Durante el siglo XIX, ningún pescador en su sano juicio subía a bordo por babor, es decir, el costado izquierdo del barco, aunque resultara incómodo hacerlo por estribor.

Viernes 13

Desde tiempos remotos, el número 13 ha sido fatídico, debido principalmente a la muerte violenta que sufrieron varios dioses decimoterceros de la Antigüedad. a la suerte del decimotercer invitado en la Última Cena de Jesús. Por otro lado, el viernes adquirió en el mundo sajón su reputación de día nefasto, debido a la muerte de Jesús. Así que la coincidencia del número 13 y del día viernes no puede ser de peor agüero.

Colocar flores en las tumbas

Hoy en día, se adornan las sepulturas con flores como muestra de afecto, pero la intención original no era otra que la de proporcionar algo vivo con el fin de dar felicidad. La corona circular, colocada sobre la tumba o la puerta principal del cementerio, encerraba simbólicamente el espíritu y le impedía volver.

La pata de conejo

La extraña tradición de llevar una pata de conejo en el bolsillo para atraer la suerte no nace de este animal, sino de la liebre. En las regiones medievales de Europa existía la creencia de que las brujas se transformaban en liebres para sorber la leche de las mujeres que habían dado a luz.

Colgar una herradura detrás de la puerta

Según los griegos, el hierro -en forma de media luna- protegía de los hechizos, así que la herradura colocada en la puerta impedía la entrada de las brujas y del mal. Tradicionalmente se creía que las herraduras otorgaban más suerte eran las de los borricos, porque tienen siete agujeros, un número mágico por excelencia.

24 comentarios:

Antero dijo...

la única que tengo es la de ir a los exámenes con la misma camiseta, la cual ya solo utilizo para eso.

saludos

Liova dijo...

La única superstición que tengo, aunque más bien lo considero una manía heredada, es acerca de la sal. Siempre utilizo el salero con esmero cuidado pues creo que si se cae me pasará algo malo. No puedo evitar que al coger el salero me plantee esta historia. SALUDITOS Y BESITOS.

Maie dijo...

o la de brindar con la mano izquierda y viendose a los ojos a riesgo de 7 anos de mal sexo jajajaja... la verdad no soy muy supersticiosa... pero de que vuelan vuelan

Winnie0 dijo...

Pues la única un poco de risa que me queda es lo de ver matrículas capicua de coches..¡creo que me trae suerte! jaja Besos

Mar y ella dijo...

no tengo mucho se superticiosa ,aqui en Chile pocos o nadie pasa por debajo de la escalera...y si se les cruza un gato negro en el camino desvían su rumbo....creo que lo que si hago casi instintivamente es cruzar los dedos....hoy los cruvce ya que soy la reina de meter la pata....


jejej
Mariella

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Pues aquí uno que aun no ha caído. O eso pienso.

RAMPY dijo...

Sí la verdad es que hay mucha gente supersticiosa.
Mi hermano tenía que ir con los calzoncillos del revés a la hora de hacer los exámenes y el color de los calcetines tenía que ser verde.
Cosas que pasan
Un rampyabrazo

Lara dijo...

Tengo que reconocer que soy supersticiosa pero vaya, hasta el punto de obsesionarme pues tampoco. Eso si, lo de pasar bajo una escalera nunca nunca y nunca, jajaja...

Lourdes dijo...

Fíjate qué cosas, que yo pensaba que lo del Viernes 13 era por la peli, pero no, tiene su razón de ser en la Antigüedad....
jajajajajajaaj

Bueno, yo a veces, tengo que pisar las baldosas del mismo color para que lo que tenga entre manos en ese momento salga bien, por ejemplo.
Pero eso no lo considero superstición. Lo considero sólo una manía... Sí, porque luego da igual las baldosas que haya pisado. O sale bien o sale mal, independientemente de eso.
jejeje

Besos, Fernando!!

Abuela Ciber dijo...

Los seres humanos se ven desbordados por tantas cosas que, tienen que acudir a hechos como los que mencionas para sobrevivir.

Buenisimo lo que has compartido.

Cariños

Isabel dijo...

Yo no creo en esas cosas, pero es cierto que siempre hay un punto en el que nuestra fe se asienta, como si pudiésemos así convocar la suerte. Una amiga mía me comenta que cantar en lengua maya invoca a los duendes del amor... y estuve cantando, no fuera que... Besos.

Genín dijo...

jajajajaja Es verdad, sin embargo yo soy el antisupersticiones, pero es que nada en absoluto, no creo en nada ni hago nada en cuanto al tema.
Salud

Martha (Mish) dijo...

Yo no soy mucho de supersticiones...cuando creo que algo malo va a pasar, mejor me persigno...

Lo de romper un espejo, está complicado que encuentres un río con esas características, más si vives en una ciudad con carencia de rios..jaaa

besos!

Vane dijo...

bueno yo tengo que confesar que tengo muchísimas supersticiones.... y sí en mi puerta hay una herradura!
Besitos y feliz puente!

anapedraza dijo...

Tengo varias:

- La de tocar madera cuando se me cruza un gato negro por la derecha (si lo hace por la izquierda da buena suerte).

- La de las matrículas capicua, que se cruzan los dedos y pides un deseo, cuando alquien te deshace el nudo el deseo se cumple.

- La de la sal no, pero Ana sí, no coge el salero de la mano de nadie, y si se cae se la echa por encima.

- También tengo manías a algunas prendas, que siempre me han dado mala suerte.

Pero por lo demas, no soy supersticioso, JEJEEE.

¡Feliz puente Fernando!

MIGUEL

Anita dijo...

Fer.. pues que temon eh... en cuanto a lo del viernes 13, hay una historia en sudamérica no se si la leiste en el libro "viven" (alive) de Piers Paul Reed, mira es una historia basada en hechos reales, de un grupo de jugadores de rugby que viajaban por la cordillera de los andes de uruguay a chile, el avion cayo y sobrevivieron algunos, pasaron 72 días en la montaña y dos lograron escalar la cordillera hasta un pueblo donde pidieron ayuda para los que lograron sobrevivir. Bueno y que tiene que ver con el viernes 13? el día del accidente, fue un viernes 13.
Así que pues... todos los sobrevivientes y muchos creen en esto...hasta yo llegue a creerlo...
cuidate, besos y abrazos, nos estamos leyendo.

tu vecina Day dijo...

Toooditas las que has nombrado,fuerón parte de mi educación ya que me crié con una abuela y una tía ya mayor,así que todavía me divierto un mundo,al escucharles siempre sus supersticiones cotidianas jeje..recuerdas aquella vez que conté que me dolían los juanetes y mi tía dijo que ese dia había aguacero seguro?y en verdad cayó Palo de agua!..jajaja.

Besosss.

rockdelgo dijo...

no soy nada supersticioso y espero no serlo nunca, TOCO MADERA!!!!!!!

Mariale divagando dijo...

Puedo pasar bajo una escalera sin problemas, y si se me rompe un espejo mi única preocupación es no cortarme recogiendo los vidrios.

Y me gustan los gatos completamente negros.

Resumiendo, no creo en ninguna de esas supersticiones.

Gabiprog dijo...

Yo a veces pienso que mientras estas haciendo una cosa, piensas en un instante en lo peor que pudiera ocurrir en aquel, y el hecho de pensarlo hace que no vaya a suceder...

En fin...

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo tengo más manías y amuletos más que supersticiones, pero en alguna ocasión también he caído en ellas.

Fiebre dijo...

Joer, soy más rara que un perro verde.
A mí esas cosas me parecen paparruchas.
Entretenidas, eso sí, pero no tengo ni una, sólo las observo en los demás sin juzgarlas. Me entretengo.

Montse dijo...

Yo soy un auténtico caso, mi padre como canario las tenía a manojo y yo me he criado con ellas y es espantoso siempre pendiente de no coger el salero de la mano de nadie o cosas por el estilo.

Lo de la herradura no lo sabía, muy curioso.

Besitosss

Tere dijo...

Pues a ver que piense....cuando veo un coche de feretros pasar por la calle intento siempre tocar madera jaja y creo que eslo unico que hago.
No soy yo supersticiosa la verdad,quizas son mas manias que supersticion.

besosss