jueves, 19 de febrero de 2009

LA VISITA AL DENTISTA

Todos en mayor o menor medida, hemos sufrido durante una visita al dentista (también conocido como odontólogo).

Desde hace años no voy al dentista. Mi dentadura no me da problemas y estoy feliz con ello. No me agrada nada acudir al dentista. Encima, que uno no pasa un rato agradable, tiene que pagar bastante pues las tarifas de los odontólogos son carísimas. Es decir, te hacen sufrir y pagas por ello jajaja, parece masoquismo o algo así.

Recuerdo que mi peor visita al dentista fue hace muchos años. Concretamente, ocurrió en 1990. Me acuerdo que se estaba disputando el Mundial de Fútbol de Italia'90. El caso es que tenía una muela en muy mal estado, me hacía daño constantemente y decidí acudir al dentista.

Me hicieron una endodoncia para matar el nervio de la muela. Bien, tras sufrir durante varias horas con agujas pinchando constantemente y dolores, pese a la anestesia, se terminó la endodoncia y todo parecía arreglado. Pero al mes volvieron los dolores en la muela. Regreso al dentista y me comenta que no mató el nervio con lo que sólo quedaba quitar la muela. Pues hala a quitarla, nueva inyección (tengo pánico a los pinchazos), anestesia y muela fuera. Al fin, tras varias visitas, me curé.

Ahora me gustaría conocer vuestra opinión sobre este tema y alguna experiencia personal que os haya ocurrido en las visitas a los dentistas. Ah, debo la idea de esta entrada a Lola a la que podéis leer en su excelente blog http://fiebrerubia.blogspot.com/

31 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Tuve experiencias buenas y malas con los odontólogos, pero tengo una amiga odontóloga, por lo tanto alguna anécdota puedo contarte. Es mas común de lo que uno cree encontrar vellos púbicos en los intersticios de los dientes, y son retirados con suma elegancia y cortesía por el profesional, sin decirle nada al paciente para no generarle un momento algo incómodo. Espero que te haya gustado.

Me gusta mucho tu blog.

Te mando un beso enorme.

Maria Cristina dijo...

yo trato en lo posible e usar hilo dental, enjuague bucal y mi buen pepsodent para mantener limpia mi boca y si dientes pero hace como un año y medio que no piso el dentista, yo tambien tengo miedo a las agujas, pero como mi sello personal es mi sonrisa tengo que cuidarla y realmente me gustaria hacerme una limpieza de dientes porque soy una adicta al cafe... saludos enormes ferchito

Gaby dijo...

Durante muchos años cuando era niña, use frenos de caballo... Asi que solo te dire que ODIO A LOS DENTISTAS. ;D

Martha (Mish) dijo...

Uy, yo llevo como...4 años con tratamiento y nomás no siento mejoria, bueno, un poco este ultimo año...es que cambié de dentista...

Experiencias, varias...una vez publiqué una en mi blog...en la que con el antiguo dentista con el que iba, sudaba y sudaba, y una gota de sudor cayó en mi brazo..iiiiaaaaaaaaaak!

besos!

Gabiprog dijo...

Así que mentalmente te mueves por visitas al dentista y mundiales, jaajaja!!!!
Te pillé!

:D

Afortunadamente no me puedo quejar de mis visitas a este tipo de medico!

Uf!

Belén dijo...

Tienes que ir al dentista al menos una vez al año... si tienes una endodoncia no tienes la dentadura tan bien...

Ais eso miedos!!!

besicos

Esther dijo...

yo no he tenido muchos problemas con mis dientes, es más solo con las muelas del juicio que hace un año y medio me quitaron dos..

por mi experiencia te puedo decir que tengo más pánico al ginecólogo (que lo he sufrido y mucho..) que al propio dentista, pues me sacaron dos muelas y me empastaron una y no me enteré de dolores ni nada.. El alivio que noté despues de dias con dolores me compensó y mucho.. jajaja

besos

Marta dijo...

Mi tio es dentista y su hermano, o sea mi otro tio, es el auxiliar. Por supuesto me sale gratis el dentista una vez al año que voy a hacerme la limpieza de boca. Pero yo los cojo dee la bata y como me hagan daño les meto un tiron, ah! y si puedo una patada también jeje

Un abrazote!

Lara dijo...

Pues yo la primera vez que fui fué hace 3 años (siempre he tenido buenos dientes) y la verdad es que lo pasé fatal, hice un post sobre el tema y todo, jajaja... El caso es que lo pasé mal por los nervios que llevaba porque el hombre no me hizo ni pizca de daño ;)

Vane dijo...

y yo me pregunto, hay alguien a quien le guste ir al dentista??? encima vas para un simple revisión y siempre te acaban descubriendo algo!
Besitos

loose dijo...

Pues yo voy al dentista como la que va al cine. Me preparo, me siento y hala! a abrir mi boquita. Eso sí, he de decir que las agujas no son muy amiguitas mías, pero....

Modestia aparte, mis dientes también estás estupendos y sanitos pero me gusta ir una vez al año a hacerme una limpeza. Más que ná, por aquello de prevenir, que luego sale más caro el collar que el perro.

Saludos.

anapedraza dijo...

He ido pocas veces al dentista, no me gusta nada pero me han tratado con mucho cariño. Lo mejor fue una vez una odontóloga de grandes pechos con una bata muy ajustada que reventaba el botón, viendole las tetas se me pasó en un suspiro la intervención. Por cierto, un trabajo muy bien hecho.

¡Un abrazote!

MIGUEL

Tu Vecina Day dijo...

jajaja Fernando ;-)

-Mi esposo era el odontólogo y yo su asistente por mucho tiempo,así que cuando amanecáamos peleados te imaginarás como era con el paciente en el medio jejejejeje.

pd:solo puedo mirar el otro lado de la historia,y te diré que ver bocas feas y dientes dañados y de fumadores es lo más horrible que he tenido como experiencia!

Besos.

Antero dijo...

no fuiste a un dentista, fuiste a un carnicero.

Aunque me han hecho algun que otro arrego, no he tenido malas experiencias con los dentistas ni al que voy es especialmente caro.
Estoy bastante contento

Saludos

Evan dijo...

Ahhhhhh!

No creo que haya persona que no sufra en el dentista, a mi me pone súmamente nerviosa, por suerte tengo pocos problemas con la boca, pero que me hurgueteen me pone muy mal!

Un beso Fer!

Gizela dijo...

Uffff!!!!
No quiero ni recordar.
He pasado estos últimas semanas, con la boca abierta por cuatro horas consecutivas, para poder terminar el tratamiento antes de mi retorno a Madrid.
Es una pesadilla para mi el dentista, lo siento por mi mejor amiga, que es la que se encarga de mi cuidado dental jajaja
Besos

Pocomancha dijo...

La última vez me quité las cuatro muelas del juicio, dos en una tanda y en los siguientes dos meses las otras dos, hubo salchicha pero no me dolió.

Fiebre dijo...

No puedo contar ahora mismo todo lo que me sale de las neuronas porque como sabes, ando embarcada en plena aventura, tus clientes y tú sois mú educaos, y a mí sólo me sale blasfemar en arameo.
Aunque tengo que reconocer que el mío tiene muy buenas manos hummm.

¡Ah, y gracias por el detalle, niño! ;)

Natalia Pastor dijo...

Yo voy al dentista una vez al año,como revisión.
Nunca he tenido problemas,ni experiencias extraordinarias,si exceptuamos una chica que se puso de parto en la sala de espera, y tuvo gemelos ante el aplauso generalizado,mitad alegría,mitad nerviosismo,del resto de pacientes ya de por si acojonados por tener que abrir la boca.

Genín dijo...

Sin la menor duda y por experiencia, te digo que una revisión anual, es imprescindible, te ahorrarás muchos sufrimientos en el futuro, y muy, muy, importantes...
Salud

Montse dijo...

Yo le tengo tal pánico a las agujas que en cuanto me habla de anestesiar, me descompongo y en más de una ocasión le he llegado a sujetar la mano por el pánico al pinchazo. Menos mal que tengo una dentista, Marina, que se está ganando el cielo conmigo.

Pero el mejor momento fue hace 6 años, más o menos, que la sujección para la cabeza, en la semi-cama esa donde te torturan, jajaja, se movía.

Yo estaba tumbada y la veo venir, con su mascarilla y unos alicates. Ella quería sujetar para que la cabeza la tuviera bien fija,pero yo pegué un salto que me quedé pegada a la pared con una cara de terror que le dio tal ataque de risa que tuvimos que esperar un rato, casi me muero, hasta que se le pasó el ataque de risa y me pudo hacer la limpieza.

Besitos encanto

José Ignacio dijo...

Mi peor experiencia fue de niño sobre los sesenta y pocos.
Tiempos distintos licenciados con menos medios.
El problema: extraer una muela.
Jamás he podido comprender los jadeos de aquel personaje. Para adormecer me vapuleó con una barrita percutiendo en la jeringa doblada.
Para extraer solo le falto subirse al sillón, entonces, casi de barbero.
Yo sin decir palabra (no es difícil en esa situación).
Tuvieron que pasar muchos años para volver a otro licenciado, incluso una vez con un fuerte dolor y después de una hora sentado corrí despavorido cuando llamaron al anterior en la lista de espera.
Te garantizo que ha cambiado muchísimo.
Hasta pronto

Butzer dijo...

Yo es que he llevado dos ortodoncias, por lo que ya estoy acostumbrado a esto de los dentistas. (Si es que se puede acostumbrar uno...)

La Vero dijo...

Lo mio es una historia de amor y odio casi casi.
Intentare dejar todo plasmado de una forma breve.
Todo comenzó hace 12 años, con mi primer aparato, termine hace 2 años y tras haberme colocado 7 ortodoncias. Asi que según pasaba el tiempo ir al dentista era como ir a clase todos los días, aunque una vez al mes. Ni sentía ni padecía, todo bien, se me a roto algo, ten cuidado con... era como un hola, adios, de deberes, ten cuidado...
Así que llego dos años llengo solo dos veces al año (por cierto me toca en breve) y me sigue resultando hasta extraño.

Casi se peude escribir un libro jajaja

Besos y abrazos

Javier dijo...

Recuerda la primera vez que me hicieron una limpieza de boca.
El dentista me dio una pastilla y salió de la consulta. Al rato vuelve y me dice:
¿qué raro, no ha marcado nada?
Y yo le pregunté qué debía marcar. Al chupar la pastilla marca las zonas de "sarro" para limpiarlo.
En vez de chuparla yo me la había tragado.
Por sus risas comprendí que no tenía peligro.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Y sin olvidar los precios. Cuando uno va al dentista sabe que le van a sacar una pasta gansa. En estos tiempos de crisis, como uno tenga que ir al dentista, apaga y vamonos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

No hablemos de precios...estoy liado con la ortodoncia de mi hija y llevo gastados 2.800 euros (...y lo que quede).... "una vez me levanté del sillón del dentista, cuando el muy canalla me dijo: uf¡¡¡ por la posición de la muela le puedo romper la mandíbula"....me fui sin pagar siquiera...saludos

danimetrero dijo...

Podría tner un meredes, audi o bmw con lo que me he gastado en mi vida en sacamuelas. además de muleas te sacan hasta la sangre si pueden. Hacerme caso lavaros la boca mil veces al dia.

Lourdes dijo...

Pues a mí me pasó lo mismo que a ti. Me mataron el nervio de una muela, y a los pocos meses, me empezaron a salir flemones en la encía (pero exageraos, que se me deformaba hasta la cara), y al volver, me dijeron eso: que había que extraerla porque no había ido bien la endodoncia...
Pues adiós muela...
Pero por lo demás, pos no me quejo mucho... :)

Besos, Fernando.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ay, estas visitas al dentista... A pesar de todo, hay que ir una vez al año.

Tere dijo...

Pues yo te podria escribir sobre dentistas puffffffff y mas jajaja He tenio experiencias malas sobre todo con mi primer dentista,pero ahora estoy con una dentista que demomento estoy muy contenta con ella y ademas lo hace todo con mucha delicadeza.

Antes me moria de miedo ir al dentista pero cuando vas varias veces ya es como ir a tomarte una coca cola jajaja No me da miedo.Ahora kizas un poco pero por el tema de que tengo bruxismo y es molesto lo de tener abierta la boca mucho rato y demas,lo paso mal por eso.Lo de pincharte y demas creo que ya como he pasado casi de todo con la boca estoy curada de espanto jaja

Pero si que hay que elegir bien al dentista y todo lo demas,por que yo he tenido problemas que ahora ya no tienen solucion.

Feliz finde