miércoles, 20 de octubre de 2010

LA VIOLENCIA DE GENERO REPERCUTE MUCHO EN LA INFANCIA

Muchos de los niños que padecen violencia de género en sus casas sufren problemas de conducta, cognitivos, psicológicos y hasta físicos. Estos niños y niñas padecen estos trastornos y no son pocos los que los arrastran hasta la edad adulta, derivando en problemas postraumáticos años después de los sucesos.

Los problemas emocionales con muy habituales: ansiedad, ira, depresión y, con el paso de los años, estrés postraumático, que les acarrea enormes problemas de adultos. El presenciar maltrato en los progenitores también puede afectar al desarrollo físico de los niños, al alterar sus comportamientos de sueño y alimentación y al generar síntomas psicosomáticos. Numerosos niños presentan problemas de conducta como agresividad, inmadurez y hasta delincuencia. Mucho de ellos presentan un bajo rendimiento escolar. También se dan, en mucho menores, problemas de tipo social, tal como el retraimiento, el rechazo a contacto social y la carencia de habilidades sociales, también de adultos.

Aunque no es una norma y no siempre es así, los psicólogos explican que un niño que presencia malos tratos tiene más probabilidades de ser un maltratador en el futuro que un niño que no padece esta experiencia. De la misma manera, una niña tiene más posibilidades de ser víctima de violencia de género de adulta. La explicación es que ambos viven este trauma en su fase de maduración y asimilan este comportamiento como normal. Los niños ven aceptable someter con violencia a su pareja y ellas ven lógico asumir esta violencia.

Yo lo tengo claro: Contra la violencia de género, sólo caben medidas duras como muchos años de cárcel e incluso cadena perpetua. El violento no merece vivir en sociedad sino encerrado.

15 comentarios:

Antero dijo...

De acuerdo con todo lo que cuentas.
Sobre todo es fundamental que la mujer se arme de valor y denuncie al maltratador. No es fácil, pero a la larga, es lo mejor para ella y para quienes la rodean.

Saludos

Madame Milagros dijo...

Cuando son niños los callan a palos, y cuando son adultos no tienen el valor para enfrentar la vida. Siempre tendrán esos recuerdos, a veces quedan como heridas que nunca cicatrizan y matan a la persona poco a poco.
No solo el maltrato físico sino el psicológico. No todos se dan cuenta de lo que pasa, y entonces es cuando pasa desapercibida. Y los resultados lo paga la sociedad, con asesinatos, delincuencia. Es un problema de salud pública.

Besos y abrazos Fer, nos estamos leyendo.

Martha (Mish) dijo...

Y es que la escuela más importante es la de la familia, lo que se vive en la casa....en qué ambiente conviven, cómo son tratados, las distinciones que hay...todo se aprende...

Pienso como tu....cárcel...

Besos!

Martha (Mish) dijo...

Ah...se me olvidaba...quizá no ponga nada en mi blog por unos días...no se cuantos....la verdad no me siento bien....pero seguiré dándome unas vueltecitas por tu blog...

Haces un post de cómo sobrevivir después de haber terminado con tu pareja? ja! es que necesito consejos...:(

Besos!

Winnie0 dijo...

Madre mía qué duro tiene que ser crecer en una casa donde los mayores no sólo no se respetan sino que son agredidos.
Hay que sacar a los niños de ese ambiente y proteger al maltratado....sin duda. Un beso Fernando

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ninguna infancia puede ser feliz con este lacra.

Vane dijo...

Es normal, crecer viendo ese tipo de cosas te tiene que afectar quieras o no.
Y tienes toda la reunión, la violenica de género hay que castigarla de todos los modos posibles.
Besines

Lara dijo...

Totalmente deacuerdo contigo, cadena perpétua si hace falta. El que lo hace una vez repite :(

Lourdes dijo...

Claro! Es que ya no es sólo la mujer víctima de malos tratos. Es que los críos que hay alrededor crecen con esa presencia negativa constante.


Besos, Fernando!!

anaperaza dijo...

Yo opino igual que tú Fernando, y más que penas duras, que se cumple la Ley y cumplan la pena.

¡Feliz día!

Miguel

Liova dijo...

Triste y problemático tema el que hoy planteas. Todo delito requiere una pena y ha de cumplirse íntegra. La víctima tendrá que luchar toda su vida con los traumas de un maltrato, es una cadena perpetua... y por qué no para el delincuente? A ver si a estas alturas a la víctima la van a convertir en verdugo!!!! BESITOS Y SALUDITOS DESDE CÁCERES.

Genín dijo...

Que pena me dan esos niños...
Y para lo otro, todavía no se ha encontrado remedio adecuado y convincente.

Salud

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo soy tajante: más condena, más cárcel y menos persimividad. El violente debe pagar caro su acción.

Miguel dijo...

Es así. Un niño que vive en una casa donde hay maltrato sufre psicológicamente, y esto trae secuelas graves. Yo pienso como tú. Habría que endurecer las penas a los maltratadores.

Un abrazo.

Javier dijo...

Como decía el humanista Juan Luis Vives "el resto de la vida depende de cómo hayamos sido educados en la niñez"

Un abrazo