martes, 12 de mayo de 2009

56 AÑOS DESPUES, DOS MUJERES DESCUBREN SU VERDADERA IDENTIDAD

Dos mujeres estadounidenses han descubierto su verdadera identidad más de medio siglo después de que fueran intercambiadas por error en el hospital donde nacieron en el estado de Oregón (Estados Unidos de Norteamérica). Se trata de Kay Rene Reed y DeeAnn Angell, ambas nacieron el 31 de marzo de 1953 en el Pioneer Memorial Hospital de Heppner.

La historia se inició con una llamada de teléfono de una mujer de 86 años que reveló que la madre de una de las niñas, Marjorie Angell, aseguró durante años que tras el parto le dieron a una bebé equivocada.

Tras un primer momento de incredulidad, DeeAnn contactó con Kay Rene y después de cotejar fotos y recuerdos personales y de conocer viejos rumores al respecto, se hicieron las pruebas de ADN cotejadas con muestras de sangre de otros familiares ya que los padres y madres de ambas ya fallecieron.

"Después de ver por primera vez a Kay Rene, fui a cada y le dije a mi marido: 'No sé por qué quieren que nos hagamos las pruebas de ADN. Me quedé impresionada al verla, porque es igual que mis hermanas gemelas" afirmó DeeAnn

El resultado del análisis resultó esclarecedor. Kay Rene en realidad se apellida Angell y es un calco de sus dos hermanas biológicas, y DeeAnn se apellida Reed, aunque ninguna los utiliza porque están casadas y en Estados Unidos la mujer pierde su apellido y se pone el del marido al contraer matrimonio.

Kay Rene sigue viviendo en Heppner y DeeAnn en Richland, en el vecino estado de Washington, y pese a que las dos ya conocen su verdadera identidad, ambas aseguran que lo único que quieren es seguir adelante con sus vidas.

33 comentarios:

Miriam Jaramillo dijo...

Una historia que conmueve los sentimientos. Afectuoso saludo.

hormiguita ana dijo...

qué cosas pasan...

enternecedora historia!!!

;->

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¿Cambia algo cuando a los 56 años descubres que tu nombre es otro? Sugerente...

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

mejor no haberlo descubiwerto nunca...saludos

Patricia dijo...

Interesante, y aunque las enfermeras o directores del Hospital digan "ooops! sorry"...ya esta hecho, en fin, a continuar viviendo ya nada puede cambiar la verdadera identidad interior, gracias por compartir la historia no la conocia,
besos,

Concha dijo...

Si me pasa a mí, hubiera preferido no saberlo... no sé cómo hubiera reaccionado. Saludos.

Javier dijo...

Después de 56 años hay situaciones que, como decía mi abuelo, "mejor no menealas".

Un saludo

Montse dijo...

La verdad es que después de tanto tiempo, esa historia las puede llevar a desequilibrios que no tienen sentido ahora que tienen su vida hecha.

Yo preferiría no haberlo sabido.

Besitos encanto

Fiebre dijo...

Pues suerte que han tenido.
Hay gente que vive toda una vida y aun así, no sabe dónde tiene la cara.

Pablo J dijo...

Interesante cuestión. Aunque me parece que si me topara con eso no dijera "quiero seguir adelante con mi vida", porque al final de cuentas no pasó nada grave. Creo que me alegraría de que, a esas alturas, me encuentre con un hermano nuevo!

Por cierto, no es "media década" sino "medio siglo"... corrección constructiva solamente.

Saludos, que tengas un buen día.

Lara dijo...

Después de tantos años ¡uf! menuda história.
Muuuuuuuuuuacks!

conxa dijo...

yo no se si hubiera querido saberlo, pero es traumatico saberlo despues de tanto tiempo.

MAYTE dijo...

Una historia muy conmovedora, a mi no me hubiera gustado saberlo después de tantos años.
Gracias por visitar mi blog.

Saludos.

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Yo diría que la realidad ha igualado a la ficción, porque juraría que he visto una peli con el mismo tema.

¿Y el hospital qué?
Bien que quieran seguir con sus vidas, pero si sus padres vivieran, ¿quién les devolvería los años robados?

Un beso

salvadorpliego dijo...

Impactado!!! Cosas increíbles que suceden.

Un gusto estar en tu blog.

fuckyngstyle dijo...

**
Es interesante

Lourdes dijo...

Hombre, es que después de más de 50años, ya qué más da, no?
Vamos, que sí, que saber quién eres realmente es necesario, pero a estas alturas, cada una seguirá con su vida, como ellas mismas quieren. O por lo menos lo intentarán, porque está claro que ya nada volverá a ser igual.

Un beso, Fernando!

Paqui dijo...

Interesante y conmovedora historia, cuantas habrá así por el mundo que no se sepan?.
Estoy totalmente de acuerdo en que quieran seguir viviendo sus vidas y punto, pero estoy convencida que no dejaran de pensar cada día en lo sucedido.
Un beso

Genín dijo...

Es increíble la cantidad de veces que esto ocurre, aunque lo mas frecuente es que nunca se entere nadie.
Salud

Gabiprog dijo...

Toda una pregunta la de Pedro...
Hmmm

Ellas eligieron bien!

Martha (Mish) dijo...

o_O pensé que solo pasaba en las peliculas...

besos!

anapedraza dijo...

¡Hola Fernando!

Bufff, ¡vaya shock para ellas!

¡Un abrazo!

MIGUEL

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

En mi caso, no hubiera querido saber la nueva identidad después de tantos años. Mejor quedarse como uno está. Un abrazo

Antero dijo...

lo que han hecho es lo más lógico, querer seguir con sus vidas como hasta ahora

saludos

Sylvie dijo...

¿como podrá sentirse alguien a quien con 56 años le cambian de "registro?...puff...alucinante!!

besitos.

lola dijo...

Hola,
No hace mucho aquí en Las Palmas, también tuvimos un caso así. La verdad es que debe de ser horrible ver que has construído tu vida sobre una base ficticia, éso creo que tiene que afectar de algún modo, así que yo preferiría no saberlo.
Saludos!

Evan dijo...

Que impresionante, bueno, lo positivo es que suman familia, amor, no restan con ese descubrimiento, no?

Besitos Fer!

Simplemente Michelle... dijo...

Yo todavia no sé quien soy...

Bruja Vaska dijo...

Tiene que ser todo un shock descubrir un error así!!! Y duro de aceptar que puede que tu vida habría sido otra!!!

:)

Sara dijo...

Despues de toda una vida, no tiene ya mucha importancia.
Besicos.

danimetrero dijo...

Fuerte. Las vueltas que da la vida algunas veces las da rapidas y otras veces tarda en darlas.

Abuela Ciber dijo...

No me gustaría saber algo así.

Cariños

Oz Vega dijo...

Cuando niño siempre pensaba que eso iba a suceder, que mi verdadera madre, una reina por supuesto, iba a traer a devolver a mi impostor, mientras me llevaba de regreso a mi palacio y lejos de mis opresores quienes me obligaban a comer habichuelas y a aprender las tablas de multiplicar. Bueno, todo hasta que mis primas me reiteraban una y otra vez que la reina nunca habia visitado nuestro pueblo, asi que si yo era cambiado, lo maximo que recibiria era alguna loca por ahi.
Que malas eran!