jueves, 30 de septiembre de 2010

SHERLOCK HOLMES Y LOS PERROS

Ayer, leyendo una vez más las aventuras de Sherlock Holmes escritas por Sir Arthur Conan Doyle, disfruté muchísimo. Y me quedo con otra de esas sentencias notables del genia detective de Baker Street, 221b.

En "La aventura del hombre que se arrastraba", en medio de un diálogo con su fiel ayudante el Doctor Watson, Holmes dijo lo siguiente:

"El perro refleja la vida de la familia. ¿ Cuándo se ha visto un perro juguetón en una familia lúgubre, o un perro triste en una familia feliz ? La gente gruñona tiene perros gruñones, y los individuos peligrosos tienen perros peligrosos. Hasta sus cambios de humor reflejan los cambios de humor de sus amos".

¿ Estáis de acuerdo?, ¿ Os resulta exagerada esta generalización?; ¿ Conocéis casos como los que describe Sherlock Holmes?

16 comentarios:

Madame Milagros dijo...

jeeeeeeee será??? mira que en mi casa hay 2 perros, uno es bastante tranquilo y el otro es como una bala pérdida... cual de los dos refleja algo de mi hogar?? jaaaaaa
Interesante cuestión nos has lanzado... habrá que analizar más casos...
Besos y abrazos Fer, nos estamos leyendo.

Antero dijo...

Algo de razón debe llevar. Últimamente a algunos jóvenes un tanto conflictivos de mi pueblo, les ha dado por mantener perros potencialmente peligrosos (hasta ahora no ha pasado nada, como se suele decir Dios los cria y ellos se juntan, y a mí me surge la siguiente pregunta ¿Qué fue antes el perro o la salchicha?

Saludos

Genín dijo...

Yo NPI, porque no creo que haya familias que siempre sean felices o siempre tristes, será una de cal y otra de arena ¿No?
Salud

Liova dijo...

Holaaaaaa!!!!! No me gusta generalizar pero te contaré que en mi vecindario hay un perro EXTREMADAMENTE ladrador que no para de lo nervioso que es y sin embargo su duelo es de lo más gracioso, no así su perro. BESITOS Y SALUDITOS NOCTURNOS DESDE CÁCERES.

Lara dijo...

Hombre, tal vez sea un poco exagerado pero no va tan desencaminado no ;)

Martha (Mish) dijo...

Pues yo creo que si, en parte tiene razón...ahora solo falta que yo tenga perro para saber como soy...jajaja

Besos!

Winnie0 dijo...

A ver las generalizaciones son odiosas...pero yo creo que parte de razón tienes. Creo que lo que se vive en un ambiente ...se hace un poco propio del caracter de uno.... Una casa con un dueño gritón y enfurruñado dará al perro un caracter más nervioso....sí, supongo que sí. Besos y feliz jueves Fernando

Vane dijo...

Pues, por la gente que conozco que tiene perro yo diría que sí que es cierto! jajajja
Besines

Nico García dijo...

Pues sí. Aunque siempre habrá excepciones. Como nunca he tenido perros....
Saludos desde La Escuadra de Mago

La Vero dijo...

Yo creo que es cierto. Cada vez que viene alguien a mi casa me dicen que mi perro es igual que yo. Alegre, guerrero, un poco malo y que le gusta hacer nada de vez en cuando.

Besos y abrazos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El gato no, pero el perro adulto es el fiel reflejo de la familia a la que pertenece.

Lourdes dijo...

Ah, pues yo creo que sí... Los perros felices viven en casas felices, y los perros de escayola, pues eso...
La mía (la Frida) está como una regadera... Vamos, más claro...
jejeje


Besos, Fernando!!

anapedraza dijo...

¡Hola Fernando!

Sí lleva razón, no es una regla exacta, pero el humor, la forma de ser y comportarse, incluso la forma de relacionarse, van parejas en el perro y el dueño del perro.

Hay perros de todo tipo, como personas, pero quien ha tenido perro, sabrá, que cuando estamos tristes, ellos se manifiestan de manera que te dicen:

"oye, que estoy aquí, a tu lado".

A veces son más listos que nosotros.

¡Un abrazo!

Miguel

Vane Alive dijo...

No hay mas que ver a la Frida de Lou..jajaja
si,opino lo mismo!!!
El perro es el reflejo del amo..
está claro!
SAludos

Ayshane dijo...

jejejeje pues mira, yo tengo un cruce de york, no pesa ni tres kilos, un nervio de perro y malo cómo el sólo...

Yo soy tranquilota (demasiado) y de mala no tengo ni un pelo... jejejeje

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Leer las aventuras de Sherlock Holmes es un placer incomensurable. Uno aprende, disfruta y piensa.