lunes, 31 de mayo de 2010

LA PACIENCIA

Una de mis principales característica es la paciencia y la tranquilidad. Puede ser bueno o malo, según cada caso, pero soy así. De momento, le encuentro más valores positivos que negativos. Uno es paciente, tranquilo y relajado, y a estas alturas ya no voy a cambiar.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, la palabra "paciencia" tiene estas acepciones:

1. Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse.

2. Capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas.

3. Facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho.

4. Lentitud para hacer algo.

5. Resalte inferior del asiento de una silla de coro, de modo que, levantado aquel, pueda servir de apoyo a quien está de pie.

6. Bollo redondo y muy pequeño hecho con harina, huevo, almendra y azúcar y cocido en el horno.

7. Tolerancia o consentimiento en mengua del honor.

Y, por último, os dejo unas cuantas frases sobre la paciencia:

La paciencia es un fruto espiritual, por lo tanto si quieres ser espiritual abandona tus actitudes carnales que desvirtúan esta hermosa prenda espiritual.

La paciencia es un ejercicio de amor, fe y humildad que hace crecer a las personas.

Es más inteligente el que tolera que el que grita.

El amor de tu vida no puede escogerse a cara o cruz, la paciencia te llevará hacia él.

La paciencia lleva a la perfección.

La paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces.

La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte.

La paciencia es la más heroica de las virtudes, precisamente porque carece de toda apariencia de heroísmo.

14 comentarios:

Winnie0 dijo...

Yo he aprendido con el tiempo a desarrollarla...al principio trodo impulsividad...ahora más tranquila. Muy buenas algunas de las frases. Besos y feliz lunes Fernando

Gabiprog dijo...

¿¿Bollo redondo y muy pequeño??

:D

anapedraza dijo...

¡Hola Fernando!

Yo soy mediamente paciente, aunque a veces me puede la impaciencia.

Tú no cambies, SIGUE ASÍ.

¡Un abrazo!

Miguel

Lara dijo...

Pues yo también tengo mucha paciéncia pero mucha mucha. Supongo que mi situación y la gente de mi alrededor tienen mucho que ver en ello, jajajaj..

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La paciencia es una de las mejores cosas para completar la tolerancia, tan necesaria en estos tiempos. Saludos.

Vane dijo...

Pues yo creo que es muy bueno ser así, así que Fernando, no cambies!!!
Besines

Lourdes dijo...

Pues eso, creo yo, se consigue con los años. Que yo era de lo más impaciente que te podías encontrar, pero ahora soy más tranquilita. Bueno, sí, un puro nervio, es verdad, pero con más paciencia. :)
Y es que ya lo dicen por ahí: Lo importante, es saber esperar.



Besos, Fernando!!!

Javier dijo...

La paciencia es la madre de la ciencia.

Un saludo

Martha (Mish) dijo...

Yo ultimamente pierdo rápido la paciencia..por qué será? la quiero de regreso..!

Besos!

Genín dijo...

A mi los bollitos esos me gustan mucho...jajaja
También soy paciente...
Sobre todo en la Seguridad Social...jajaja
Salud

Miguel Ángel Pinto Roda dijo...

Para esta sociedad de caos no hay nada mejor que ser paciente, como no seas paciente en la cola del paro , el avión o muchos otros sitios, mal vamos.

Aunque no hay que abusar.

un saludo

Conchita dijo...

Leyendo ésto, veo que soy muuuuy paciente. Ya tenemos algo indudablemente en común. Saludos.

Liova dijo...

Gracias a la paciencia y a la perseverancia (cualidad que me parece que tienes) disfrutarás de muchos éxitos. BESITOS Y SALUDITOS DESDE CÁCERES.

Nico García dijo...

Sin paciencia no eres nada.
Saludos desde La Escuadra de Mago.
Por cierto, junto con Udalmeria el Lobo, hemos hecho una entrevista exclusiva a Fernando Soriano. Podéis visitarla!